Una tarde de Agosto

Aquellas esporádicas sensaciones de inmensidad, el viento con somnolientos y exquisitos aromas, los árboles, las azucenas, el cielo, en fin… todo aquello que me trae déjàvus tan vividos, se envuelven hoy en mi mente haciendo la pregunta ¿Acaso, debo empezar ya? Todo aquello ha vuelto.

Aquella alegría de niña se mezcla hoy con el camino recorrido de mi juventud, y quizás ese mismo recorrido se mezcla con la idealización de mi vejez.

El cielo azul se abre sobre mí cada mañana intentando decirme que la imaginación no tiene límite, y aún después de la muerte, la imaginación sigue estando viva.

Desconozco el momento en que deposite la moneda en la gramola vivencial, solo sé que hoy las antiquísimas canciones suenan en mi mente y corazón, y cada una tiene su propia identidad y su propio recuerdo pasado, presente o futuro.

Sumergida en el silencio, he logrado encontrar los recuerdos realmente vividos de las tardes de llovizna de mi niñez, la metamorfosis de los pastizales y los exquisitos aromas de azucenas bordeando los pasadizos. Aquellas características etopéyicas de mis coetáneos históricos y actuales se mezclan con las mías, en la utilización de una personificación casi perfecta que solo la imaginación puede concebir.

Las pérgolas que fueron el refugio del Amor Cortés. Hermosas enredaderas que caían como los cabellos de la Noble doncella y la espada del joven, noble campesino, se mantenía desenvainada al pie de la fuente. La luz de la luna se translucía por el agua que caía de esa preciosa fuente, y cada gota que se escapa hacía un grabado perfecto de él y ella, tal como un espejo. La paradójica vida social era para los dos, el verdugo que solo regresaba al despedirse. Llegó la hora… y el tropel del caballo se alejaba de la fuente, a la enredadera le faltaba una campanilla… el agua de la fuente ha guardado en su silenciosa e incolora esencia, el amor de los dos…

Mis recuerdos se habían inmutado, hasta hoy… Su Historia ha vuelto a ser susurrada a mis oídos y sus nombres han vuelto a mí, quizás para no marcharse más…

La vida: una magnífica Literatura que sin desear ser escrita, lo es…

Literatura: una vida que solo eligiendo vivirla, se plasma para los cortos o largos días…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s