El Espíritu Humano

“Esta simple existencia, es decir, todo lo que nos es misteriosamente otorgado por el nacimiento y que incluye la forma de nuestros cuerpo y el talento de nuestras mentes, sólo puede referirse adecuadamente a los imprevisibles azares de la amistad y de la simpatía, o  a la enorme e incalculable gracia del amor, como dijo Agustín: Volo ut sis («Quiero que seas»), sin ser capaz de dar una razón particular para semejante afirmación suprema e insuperable.” (Hannah Arendt, Los Orígenes del Totalitarismo, pp. 250-251)

“Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.” (San Agustín)

Lecturas Recomendadas:

Arendt, Hannah (1998). La Condición Humana. (R. Gil Novales, Trad.). Barcelona, España: Ed. Paidós. (Trabajo original publicado en 1958).

—–. (1998). Los Orígenes del Totalitarismo. (G. Solana, Trad.). Madrid, España: Taurus. (Trabajo original publicado en 1951).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s