“EL PRINCIPE DEL DESIERTO” Y LOS DERECHOS DE PROPIEDAD

UN ANÁLISIS CORTO DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA ECONOMÍA INSTITUCIONAL *

“Me paré en los hombros de otros.”

Auda a Nesib. El Príncipe del Desierto (2011).

I.          INTRODUCCIÓN

En 2011, Jean-Jacques Annaud fue quién tomó la batuta para dirigir la película basada en el libro Al Sur del Corazón del escritor suizo Hans Ruesch, bajo el nombre de “El Príncipe del Desierto”. En términos generales el argumento de la película se desarrolla en Arabia Saudita, en una tierra de nadie denominada El Cinturón Amarillo, donde se encuentra un gran yacimiento de petróleo. En una batalla que sostuvieron el sultán Amad y el sultán Nesib, esté último termina ganando, por lo que como un pacto en especie para mantener la paz entre ambos reinados, el sultán Amad acompañado por su visir Hassan Dakhil debe entregar a sus hijos, Saleeh y Auda, al sultán Nesib. Pero además se conviene que el Cinturón Amarillo delimitará los dos reinados, y ninguno de los dos podrá pasar al otro extremo: ni solo ni con un ejército.

Saleeh y Auda son criados por el Sultán Nesib junto a sus dos hijos Leyla y Tarik, los cuatro son tratados como príncipes. Entre Auda y Leyla crece una gran amistad, convirtiéndose en amor, sin embargo, fueron separados por el hecho de que las señoritas ya no pueden tener contacto con los jóvenes. Años más tarde, se unirán en matrimonio por conveniencias políticas del sultán Nesib.

Han pasado quince años desde aquel tratado, toda ha transcurrido sin guerras por ambos bandos. Las personalidades de Saleeh y Auda se han forjado, Saleeh es un muchacho viril y dedicado a la cetrería (quién morirá en manos de un coronel del sultán Nesib, acusado de traición), y Auda es polímata y amante de los libros. Sin embargo, el reinado de Hobeika se ve amenazada por constantes epidemias de cólera, pobreza e incomunicación con el mundo, entonces la llegada de dos hombres norteamericanos a Hobeika cambió la cosas. Los norteamericanos han descubierto el mejor petróleo del mundo en Arabia Saudita. El “único” problema es que el yacimiento de petróleo se encuentra en el Cinturón Amarillo: “tierra de nadie”. El sultán Nesib seducido por las cuantiosas ganancias que la extracción puede generarle y el desarrollo económico que ve para Hobeika, decide explotar el Cinturón Amarillo, sin consultar al sultán Amad, violando de esta manera el tratado de palabra y especie que habían sellado hace quince años. Esto desata la confrontación que llega a unir a todas las tribus del sur, quienes reclaman el derecho de poseer el Cinturón Amarillo bajo el mando del menospreciado Auda, ahora convertido en un valiente guerrero y alabado por dichas tribus como el Magdiel: fruto de Dios, quien regreso de la muerte.

El Príncipe del Desierto es una película que aparte de tener un exquisito argumento, exposición de costumbres de Medio Oriente, el Corán y luchas épicas que dejan entrever los distintos matices de las diferencias culturales y económicas en varias tribus, refleja una serie de factores institucionales que desembocan en action arenas (Ostrom, p. 30). Dichos factores pueden ser analizados económico-institucionalmente en base la investigación de Elinor Ostrom titulado Understanding Institutional Diversity (2005), y otros textos que serán citados en su momento. Sin embargo, el tema de interés en ésta película son los derechos de propiedad, como institución,  y de cómo dicha institución generó turbulencias en la estructura social de Arabia Saudita debido a una observable falta de ellos.

Cortesía de LaHiguera.com

Cortesía de LaHiguera.com

II.          MARCO TEÓRICO E HIPÓTESIS

Ostrom (2005) dice que para comprender las instituciones es necesario que se conozca lo que son, cómo y por qué son creadas, y las consecuencias que genera en diversos ambientes (Ostrom, 2005,  p. 20). Asimismo postula que las instituciones están formadas por diversos escaños, construidos por factores culturales, ambientales, ecológicos, psicológicos y sociológicos. El definir el término institución de una manera autocrática resulta ser bastante pretensioso, sin embargo,  con el objetivo de probar la hipótesis posteriormente descrita, se presenta una definición sobre institución dada por G. Hodgson: “[…] una institución es un tipo especial de estructura social que involucra potencialmente reglas codificables y (evidente o inmanentemente) normativas de interpretación y comportamiento.” (Hodgson, 2006, p. 4.).  Tomando como base esta definición, Ostrom (2005) introdujo en su libro Understanding Institutional Diversity  el concepto de holon, el cual describe a cualquier organismo o jerarquía social estable que desplega un comportamiento gobernado por reglas o una constancia estructural Gestalt[1] (Ostrom, 2005, p. 28). El término holon da paso al siguiente concepto, action arenas como el escenario donde participan dos holons, y que está afectada por diversas variables exógenas y que produce resultados que afectan la situación de los participantes. Ostrom escribió lo siguiente acerca de la action arenas: La action arenas incluye dos holons: una situación de acción y el participante en la situación.” (Ostrom, 2005, p. 31). Donde, “una situación de acción se refiere al espacio social donde los participantes con diversas preferencias interactúan, intercambian bienes y servicios, resuelven problemas, dominan a otros, o luchan (entre las muchas cosas que los individuos hacen en un action arenas).” (Ostrom, 2005, p. 31).

Un tema importante en el  estudio sobre las instituciones, los son las reglas, que poseen un concepto análogo al rol de los genes, dado que se combinan, idealmente de una manera heurística, para construir una estructura (Ostrom, 2005, p. 34).  Las reglas pueden variar su sentido, Ostrom las divide en cuatro: como regulaciones, que son formuladas por una autoridad; como instrucciones, que son específicas para resolver un problema; como preceptos, que se enfocan en el comportamiento prudencial o moral; y, como leyes o principios, que básicamente son leyes físicas. Por su parte, Hodgson (2006) dice que hay una distinción entre reglas y normas dependiendo la manera de hacerlas cumplir: las regularidades como normas involucran aprobación o desaprobación de una red de creencias mutuas más que de acuerdos entre individuos; y, las reglas son producto de acuerdos explícitos bajo alguna autoridad y la implicación de sanciones. En resumen, para Hodgson, las reglas y normas difieren por la manera en que se hacen cumplir (Hodgson, 2006, p. 6.).

Sin embargo, Ostrom (2005) dice que son los participantes quienes dan vida al mundo de las instituciones, porque son ellos quienes participan, aceptan, concuerdan, y de una manera más etológica, actúan según comportamientos y creencias que son de conformidad voluntaria y que generan beneficios positivos para ellos. (Ostrom, 2005, p. 101). Siguiendo la línea de Ostrom, en la exposición del problema se utilizarán algunos factores sugeridos por ella, para el estudio de la situación de acción del conflicto generado por el Cinturón Amarillo. Se pretende ahondar en el tema de los derechos de propiedad y de cómo estos cambiaron la estructura cultural, económica y de poder de las tribus del sur, el reino de Hobeika y el de Salmaah, en la película.  Se postula la siguiente hipótesis: la falta de derechos de propiedad fue el causante de las guerras entre las tribus de Arabia Saudita cuyo detonante fue la pregunta ¿quién debió haber cedido a la explotación del petróleo que se encontraba en el Cinturón Amarillo?

III.          EXPOSICIÓN DEL PROBLEMA Y EVIDENCIA

El sultán Nesib y el sultán Amad acuerdan que la tierra que corresponde al Cinturón Amarillo no debe ser transgredida, porque hacerlo es señal de un incumplimiento del tratado y de una inminente guerra. Por lo tanto, el Cinturón Amarillo es considerado como un terreno neutral y al mismo tiempo, se desligan de cualquier derecho de propiedad que pudiese haber sobre él. Douglass North dice que “las instituciones son las restricciones humanamente ideados que estructura la interacción política, económica y social. Consisten de límites formales (sanciones, taboos, costumbres, tradiciones, y códigos de conducta), y de reglas formales (constituciones, leyes, y derechos de propiedad)” (North, p. 97, 1990). Al momento en que la compañía norteamericana le revelo al sultán Nesib que en el Cinturón Amarillo había petróleo, éste último no dudo en explotarlo, teniendo en mente la maximización de su utilidad: ganancias millonarias anuales. Parece irónico, puesto que ante la falta de derechos de propiedad en el Cinturón Amarillo, en las tribus árabes se poseían aparentes  “derechos de propiedad”  definidos claramente en lo referente a personas,  tal es el caso de la princesa Leyla, quién es vista como propiedad y no como hija exclusivamente del sultán Nesib. Se puede añadir el ejemplo de los esclavos con quienes el sultán Amad envía a su hijo Auda (el denominado “ejército de paja”) al desierto con el objeto de confundir al ejército del sultán Nesib.  Y al finalizar la película se observa que Auda reclama a su padre y al sultán Nesib el Cinturón Amarillo, el cual le pertenece a las tribus del sur que lo acompañaban, lo que conviene ser nuevamente una propiedad de todos y a la vez de nadie.

Las luchas que se originaron en Arabia Saudita comenzaron en el momento en que el sultán Nesib decidió explotar el Cinturón Amarillo, y el desarrollo en salud, educación e infraestructura fueron únicamente para el reinado de Hobeika. Además se debe tomar en cuenta que el petróleo era un recurso que según la idiosincrasia de los árabes era maldito y estaba siendo explotado por los infieles (extranjeros), y la lectura del Corán se limitaba a seguirle literal: “- ¡El Corán dice que deben defenderse de los no creyente! ¡Y los extranjeros son no creyentes! – un teólogo de Salmaah a Auda- “ (El Príncipe del Desierto, 2011).

Entonces, la descripción de la situación de acción es importante para comprender cuál es problema y poder probar la hipótesis que se ha propuesto.  La situación de acción es Arabia Saudita, específicamente el Cinturón Amarillo, donde se realiza el conflicto por la falta de la institución de los derechos de propiedad sobre el mismo. Por otro, el action arenas, se desenvuelve conjuntamente con la participación de las reinados de Hobeika y Salmaah, juntamente con las tribus del sur, quiénes regidos por sus convicciones y un asiduo seguimiento al Corán, siguen tradiciones de sangre y honor, intentando enajenar de su condición humana la avaricia, ambición y deshonra. 

En el problema tal como Ostrom (2005) señala, la estructura de la mayoría de situaciones puede ser analizada usando un conjunto de variables comunes, de las que se utilizan las siguientes para el caso de El Príncipe en el Desierto (2011):

  1. El conjunto de participantes: Ostrom (2005) define a los participantes como las entidades capaces de tomar decisiones, asignadas a una posición, y capaces de seleccionar acciones de un conjunto de alternativas disponibles (Ostrom, p. 38, 2005). En un primer plano, los primeros participantes de la confrontación por el Cinturón Amarillo son el sultán Nesib y el sultán Amad, quiénes involucran a sus hijos, siendo Auda quién propone una solución: entregarle el Cinturón Amarillo a las tribus del sur, pero siendo él, el “juez” de la utilización de los recursos que en esa zona se encuentran. Claramente se observa que el número de participantes aumenta en cuanto a la decisión de continuar explotando o no el Cinturón Amarillo, al introducir a las tribus, un factor que es determinante tanto a la distribución posterior de las ganancias generadas, como ahora, dado que si no se llega a un acuerdo, el número de guerreros de las tribus del sur supera a sus oponentes (ejército de Nesib).
  2. La posición de cada uno de los participantes: el poder que ejercían los dos sultanes y el poder que ejerció Auda sobre los dos sultanes. Auda siendo un muchacho que había sido despreciado por sus inclinaciones hacia los libros y no al ejército, llegó a convertirse en el Magdiel[2], seguido por las tribus del sur: ganándose la confianza de éstas por su determinación, justicia, y valentía. La figura cabildeadora de Leyla, quién fue vital para los caminos que tomaron el sultán Nesib: no se divorció de Auda y ocasionó que el sultán Nesib fuera más cauteloso en las estrategias de guerra que realizaba; y al hacer la petición a su padre para enviar como “emisario de la paz” a Auda con su padre biológico, el sultán Amad, que convirtió a Auda en un valiente guerrero apoyándose en su inteligencia.
  3. Los posibles resultados: continuar explotando o no el petróleo encontrado en el Cinturón Amarillo. El desarrollo económico esperado, solo para el reino de Hobeika o para un mayor número de tribus y pueblos de Arabia Saudita.
  4. Los costos y beneficios: la guerra entre Hobeika y Salmaah parecía estar balanceada hacía el lado de Nesib, quién contaba con armas modernas, tanques de guerra, y un ejército que provenía de una población que había sido beneficiada por la explotación del petróleo, además de las alianzas que había conseguido ya sea con obsequios o favores. Por su parte, Salmaah era un ciudad perdida en lo anticuado, no tenían suficientes armas, y su ejército era menor en número porque el sultán Amad estaba solo. Sin embargo, la entrada de Auda a la escena cambio la situación desfavorable de Salmaah e hizo caer de rodillas a Hobeika. A lo largo de la película se pueden observar costos y beneficios intrínsecos y extrínsecos que en todo momento fueron determinantes para la toma de decisiones, por ejemplo, a Auda le era mucho más rentable perdonarle la vida a Nesib y asignarle como “diplomático en asuntos energéticos”, que asesinarlo y buscar a otra persona que no fuese tan ágil como él. El ejemplo anterior es muestra de una maximización de beneficios racionalmente.

Todos estos factores se unen para formar un action arenas, donde cada hombre se aproximan en cuanto a la toma de decisiones porque saben que es más eficiente hacer más dinámicas las reglas y adaptables a situaciones que están ocurriendo, que mantener inerte la posibilidad de cualquier cambio. La manera en como los derechos de propiedad se asignaron a todas las tribus con un custodio de ellos: Auda, fue una manera eficiente de vincular tradición, honor y comunidad.

IV.          CONCLUSIONES

La institución de los derechos de propiedad genera impactos positivos en la mayoría de sociedades, sin embargo, es determinante comprender que en dichas sociedades no solo convergen factores ambientales, políticos y económicos, sino hay una predisposición enorme de los seres humanos o participantes del action arenas a no escindir elementos psicológicos y culturales que generan por medio de prueba y error, reglas que generan una diversidad de situaciones que no pueden marcarse como blanco y negro, sino en matices dentro de ellos.

El número de participantes si es importante dado que los potenciales resultados de la toma de decisiones en la situación de la acción los soportarán o los recibirán más personas.

En El Príncipe del Desierto, los derechos de propiedad jugaron papel importante para las cruentas batallas que surgieron debido a su nulidad en el Cinturón Amarillo, pero no se pueden excluir otros factores importantes como: la costumbre, la familia,  la religión (Alá, el Corán), el honor, la identificación de la indumentaria, y actividades propias de Medio Oriente como la cetrería que muestra una relación Saleeh-halcón como una estructura de beneficios para ambos.

Los derechos de propiedad pueden variar según la cultura, sin embargo, no se puede negar que su existencia es decisiva para evitar conflictos tales como el caso de El Príncipe en el Desierto. En lo personal, es importante identificar que cada ser humano es distinto, y por eso mismo la diversidad hace que las instituciones formales como informales sean evolutivas y siempre encaminadas a una eficiencia adaptativa en todos los ámbitos que constituyen la persona humana: espíritu y corporeidad.

V.          TRABAJOS CITADOS

Ben Ammar, T. (Productor). Annaud, Jean-Jacques (Guinista/Director). (2011). El Príncipe del Desierto [Cinta cinematográfica]. Francia/Qatar: Quinta Communications/The Doha Film Institute.

Hodgson, G. (Marzo, 2006). What Are Institutions?. Journal of Economic Issues, Vol. 40, No. 1 (Marzo, 2006). (pp. 1- 25.)

North, D. (1981). Institutions, Institutional Change and Economic Performance. Cambridge: Cambridge University Press. (pp. 95-100).

Ostrom, E. (2005). Understanding Institutional Diversity. Estados Unidos: Princeton University Press. (pp. 18-85, 99-133).

__________________________________________________

* Este ensayo fue realizado para la clase de Economía Institucional. Sin embargo, como anécdota personal, el haber visto la película mientras leía el libro El Alquimista de Paulo Coelho como eventos no planeados me ha dejado un buen sabor. Considero que sobre la película se puede realizar otro tipo de análisis también, pero para efectos académicos, y a manera de no olvidar dicha película, decidí escribir acerca de ella.

[1] Gestalt: un patrón o estructura que posee cualidades como un todo que no puede ser descrito meramente como la suma de sus partes.

[2] Término utilizado en los países de oriente para referirse al Fruto de Dios. Auda fue ganando respeto al haber sufrido la condición médica de aparente muerte cuando le dispararon después de liberar a una esclava samira, y “volver de la muerte” tal como el Profeta Mohamed lo había hecho, según el argumento de la película.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s