El susurro de la menarca

Con los cabellos en la boca, careta del lodo de las montañas, con el vestido arrastrando en el fango. La carga de leña en su cabeza y la fuerza por sostenerla hacían bajar un hilillo entre sus piernas. La incertidumbre se apoderó de su razón, la pequeña Lucía tuvo miedo de morir. Sus rodillas tenían el tinte rojo que bajaba en cascada desde la entrepierna. Su abuela la vio, y espetó un sombrío rugido: ¡Lárgate de aquí!

¿Cómo puede ser que la menstruación, siendo la única forma en la que la sangre sale del cuerpo de la mujer sin haberse propiciado por un acto de violencia, sea más aborrecida y condenable que un asesinato, una violación, o un aborto intencionado?

Como diría Rose George, “mi período me duele… pero no hablar de él me duele más”

* * *

Hace unas semanas atrás en la televisión vi un reportaje titulado ¿Y por qué no hablamos de la regla?, donde se argumentaba que 800 millones de mujeres entre 15 y 49 años alrededor del mundo tienen su período menstrual cada mes. Además se exponía que en la mayoría de países pobres, la situación de las niñas y mujeres durante la menstruación es precaria, no cuentan con servicios sanitarios dignos para afrontar dicho proceso natural, y tampoco poseen educación sobre ella ni los medios higiénicos (toallas sanitarias, tampones, copas menstruales, o papel higiénico) para contener el flujo menstrual.

Kiran Gandhi en el Maratón de Londres

Kiran Gandhi en el Maratón de Londres

El lunes 10 de agosto, en Huffpost Women se publicó un artículo sobre Kiran Gandhi, una chica de Nueva York que ha combinado su pasión por la matemática y la música trabajando en análisis de patrones de consumo de las personas que escuchamos música en Spotify y YouTube, además de poseer estudios en Ciencia Política y Estudios de la Mujer. Sin embargo, no fue por su amplio perfil académico y profesional por el que fue protagonista del artículo de Huffpost Women. Kiran corrió el Maratón de Londres el mes de abril pasado, sin un tampón o toalla sanitaria que contuviera la sangre de su período menstrual, y lo hizo para hacer conciencia sobre el estigma de impureza y falta de información y productos higiénicos con que viven millones de mujeres alrededor del mundo.

En países en vías de desarrollo (Kenya, Uganda, Guatemala) o con fuertes estructuras supresoras en contra de las mujeres (India y África Oriental), la menstruación es un tabú y se considera a la mujer que se encuentra durante su período menstrual como sucia o impura. Los prejuicios que se tienen en contra de hablar de la sexualidad a las niñas, la pobreza, el alto costo de los productos higiénicos para contener el flujo menstrual, y la ausencia de sanitarios adecuados y limpios, hace que las niñas y mujeres lleven al “verdugo” consigo todos los meses por más de cuatro décadas de su vida.

Sin embargo, la vergüenza y ocultar todo lo referente a la menstruación no solo ocurre en los países en vías de desarrollo, también es un tabú para muchas mujeres en países altamente desarrollados. Existen mitos alrededor de los períodos menstruales, por ejemplo: no bañarse con agua fría (a mí me lo dijeron cuando tuve mis primeros períodos menstruales); durante el período menstrual una mujer no puede quedar embarazada; no se puede realizar ningún tipo de ejercicio durante el período; la menstruación es una maldición a la mujer y es impura por lo que no puede sentarse cerca de los miembros de su familia, entrar a la cocina, y mucho menos acercarse a los lugares de oración. Dichos mitos se van transmitiendo de generación en generación en las familias, por lo que el círculo de ignorancia no termina de cerrarse.

En mayo de 2013, la organización no gubernamental WASH United inició una campaña de social media denominada Menstravaganza, dedicada a crear conciencia acerca de la menstruación como un proceso natural y no como una maldición o impureza, y señalar la importancia de iniciativas de información e higiene durante el período menstrual. Dicha campaña ganó tanto impulso que desde 2013 muchas organizaciones internacionales reconocen el 28 de mayo como el Día de la Higiene Menstrual.

Para Guatemala, la única estadística sobre la menstruación que encontré fue de Sheva, un emprendimiento guatemalteco en el cual mujeres de todas partes del mundo compran productos femeninos online, y por cada compra una niña en Guatemala recibe toallas sanitarias para poder asistir a la escuela durante el período menstrual. En Sheva se argumenta que cerca del 30% de la población guatemalteca femenina no tiene acceso a tampones, toallas sanitarias, o copas menstruales, y mucho menos a educación sobre el período menstrual. Según datos de 2014 del Banco Mundial, la población total guatemalteca fue de 15,859,714 personas donde el 51.21% representa la población femenina, de las cuales aproximadamente 2,436,528 (cálculo propio), entre niñas y mujeres guatemaltecas, representan el 30% que no tienen acceso a productos sanitarios e información sobre la menstruación.

Los esfuerzos por combatir los misóginos mitos acerca de la menstruación crecen pero aún existe una fuerte reticencia al hablar abiertamente sobre ella.  Aditi Gupta, es la chica hindú fundadora de Menstrupedia, una página web, una aplicación y un libro que intenta mediante una historieta educar a la sociedad acerca de la higiene y salud menstrual. Paul y Sophia Grinvalds fundaron AFRIpads una compañía que produce almohadillas reutilizables para contener el flujo menstrual en un modelo de compra-una-dona-una para países de África Oriental. Los esfuerzos para dignificar la menstruación continúan, pero aún no son suficientes.

El primer período menstrual de una niña se llama menarca, por eso el título: el susurro de la menarca. Y en muchas ocasiones, la menarca es la antesala a la “maldición” (como se hace creer) de los períodos menstruales que entrampa a niñas y mujeres en la oscuridad de la ignorancia y misoginia. ¿Acaso no saben que lo que cada mes es denominado como flujo menstrual contiene la sangre y los tejidos que albergarían una nueva vida en el interior de una mujer?

¡La menstruación no es sinónimo de impureza! ¡Es sinónimo de vida!

Movimiento #MenstruationMatters

Movimiento #MenstruationMatters

Imágenes de: medium.com y MenstrualHygieneDay.Org

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s