Entre las cajuelas de la ilusión y la burocracia

“Tu primera batalla con la burocracia” – sonrió BC, mientras yo tragaba un vaso de agua.

Sentí como la frialdad del agua se deslizó por mi garganta, mi esófago y luego mi estómago, hasta que cauterizo mis emociones energumenizadas…

Entre las cajuelas de la ilusión y la burocracia es que seguramente guardo los mejores y los peores recuerdos de una pequeña e ingenua rana persiguiendo un sueño en el pantano. Claramente,  soy la rana y el pantano es la mera manera en la que se trabaja en Guatemala bajo el lema de “luchar contra la pobreza para dejar de ser un país subdesarrollado” y sus engorrosas políticas y procesos rientes de supremacía.

Rana

Trabajando en proyectos de desarrollo social hemos tenido vinculado actividades con entidades gubernamentales. En mi íngrima experiencia, eso no funciona bien. Es humillante y aplastadora la conciliación y reconciliación entre lo social-gubernamental y lo social-no gubernamental. Ha sido como esos juegos asimétricos, donde un gran ente tiene toda la información (y el poder) y los demás son solo los “lamebotas”. La eficiencia es una virtud escasa en un mundo de procesos e infraperfecciones que solo retrasan acciones que incluso pueden salvar vidas. En nuestro caso el retraso de una firma puede ocasionar que una familia sea un punto porcentual más en las cifras de anemia y/o desnutrición crónica, en el caso de otras organizaciones, puede que el retraso de esa firma sea la muerte de un paciente por una medicina que no va llegar a tiempo o unos niños que no van a poder recibir clases los dos primeros meses porque la firma se retraso en el contrato de un maestro nuevo.

***

Elinor Ostrom en su libro Understanding Institutions Diversity (2005) escribió que el ser humano constantemente está sumergido en múltiples situaciones de acción que requieren de evaluación de resultados para determinar el logro de los mismos. Los criterios son: a) eficiencia económica; b) equidad; c) adaptabilidad, resiliencia, y robustez; d) responsabilidad; y, e) conformidad a la moralidad general.

La eficiencia económica, que no necesariamente debe significar un retorno monetario (dinero), es medida por la magnitud del cambio en el flujo de costos/beneficios asociados con una asignación y reasignación de recursos.  La equidad vista de dos formas: 1) en base a la igualdad entre las contribuciones de los individuos a un esfuerzo y el beneficio que de él se deriva, y 2) en base a habilidades diferenciales para pagar. En algunos casos, el criterio de eficiencia confronta los objetivos de equidad, dado que para la primera los recursos escasos han de ser usados para producir los mayores beneficios netos, mientras que los objetivos de la segunda benefician a grupos particularmente necesitados.

El criterio de adaptabilidad es aplicado a situaciones repetidas y los cambios de comportamiento a través del tiempo. La resiliencia es un concepto particularmente desarrollado en ecología, que posteriormente fue tomada para las ciencias sociales e indica la cantidad de disrupción necesaria para transformar un sistema de la estabilidad dominante (caracterizada por una configuración de procesos y estructuras que se refuerzan mutuamente), a otra. Y  la robustez se refiere a mantener el desarrollo de un sistema que está sujeto incluso a sacudidas externas impredecibles. Personalmente considero, que demasiada robustez es el opuesto a la resiliencia y supremamente dañina cuando es persuasiva negativamente.

La responsabilidad permite a los actores en una situación comportarse de acuerdo a las políticas y reglas que han sido elegidas para dicha situación. Idealmente, esta responsabilidad no debe entrar en conflicto con el criterio de eficiencia y los objetivos de equidad. Por último, para evaluar los resultados de una situación de acción es importante determinar si han estado de acuerdo a la moralidad general que ha fijado un conjunto de disposiciones institucionales en una sociedad.

Pero, ¿por qué hablo de los criterios para evaluar los resultados de una situación y mi experiencia con la burocracia? Primero, la burocracia no es eficiente puesto que tal parece se basa en cantidad y no calidad de procesos administrativos. Segundo, la burocracia es una robusta y antiresilente bestia. Tercero, sé perfectamente que  por escribir sobre la burocracia no voy a terminar con mis eventos con ella mañana, pero si es una manera de mantenerme con los ojos abiertos y perseverantes ante lo frustrante que puede ser estar en ese lado pantanoso.

***

Las ranas pueden sufrir mutaciones y sus patas pueden dejar de ser largas y habilidosas para surcar el fango, por comodidad, frustración o conformidad. Y cuando eso suceda (que realmente espero no suceda), quiero regresar a este pequeño espacio, releer este post y tratar de salir de ese lado pantanoso. Y si no, pues al menos que me recuerde por lo que alguna vez soñaba.

***

Primera nota en la cajuela:

“Rana sonríe y recuerda que no importa cuán esbelta, hábil e inverrugosa seas… si al caer la bruma del fango te compartas como una insolente peste carroñera serás peor que el mismo fango donde vives.” – KL

*Imagen encontrada en Pinterest (sin fuente de origen).

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s