2016: Un Año salpicado de Valentía

“¿Agricultura? Agricultura es para hombres, y además es para estar metida en el lodo, en el estiércol, y debajo del sol.” — Yo hace casi 12 meses.

Y terminé cumpliendo uno de mis sueños más grandes gracias a ella. Después de 11 meses, 22 días exactamente, una de las grandes metas de mi inexperta vida tiene un check parcial. Mi lista de sueños de niñez ha empezado a cumplirse. Sin embargo, no ha sido el ponerle dicho check a esa lista, ha sido el recuento de las vivencias buenas y no tan buenas para llegar hasta allí.

editsimg_9928

El camino de la agricultura en mi experiencia profesional y laboral ha cambiado grandemente la manera en la que veo la vida. Tuve un encuentro personal con la realidad de hambre y pobreza que vivimos en nuestro país. Las soluciones aún no son suficientes, y los esfuerzos no son distribuidos equitativamente para combatir nuestra triste realidad. Los recursos, como nos dice la economía, son escasos, y la corrupción recrudece, haciéndolos cada vez más inexistentes. Pero, no todo es malo. Hay gente comprometida trabajando en Guatemala, y proyectos que buscan la sostenibilidad y mejorar las condiciones de vida de muchas personas en el área rural.

Y finalmente, descubrí que la agricultura no es sólo para hombres, y tampoco es únicamente “patear lodo, caminar en el estiércol, ni soportar el sol”. La agricultura es la bondad que nos da de comer y en su mayoría, sino existiera, moriríamos de inanición.

***

He denominado al 2016 como el año de la valentía, porque es una manera de reconocer las muchas veces que tuve miedo, pero siempre hubo algo o alguien que me inspiró a  seguir en la batalla.

la-bondad-mas-simple

Sabía que las amistades eran para tener buenas pláticas, quejarte de la vida, comer pizza, tomar  cervezas y shots, reírte de las tonterías que se hacen juntos, hacerte pequeños regalos, ponerte celosa por “la amenaza” de nuevas amistades para tu amigo o amiga, contar sueños, y pasear juntos. Lo sabía, y lo había experimentado. Pero este año, realmente descubrí que un amigo es aquel que te ve a los ojos, y con su abrazo sientes que eres invencible, aunque el cielo este cayéndose sobre ti.

Este año me di cuenta que el ser humano no es débil por aceptar que no puede solo y necesita de los demás, sino es débil cuando cree ser fuerte y batalla solo. Allí no solo es débil, es vulnerable también. Yo me destruí al permitirme ser débil y vulnerable en esta vida donde ni mis células trabajan en solitario.

Al terminar este año, el reencuentro con viejas y actuales amistades fue primordial para restaurar mi interior emocional. Aquellas amistades que aunque nos separaron husos horarios el cariño siempre ha estado allí. Aquellas que me recuerdan libros, películas como Coraline o canciones como las de la Oreja de Van Gogh (mi grupo favorito desde mi niñez). Las que me han enseñado que la vida es una sola. Las que me han enseñado a orar y las que me han cumplido sueños. Con las que he conocido el perdón y la reconciliación. Las amistades con grandes diferencias de edades, las de canas y las de cabellos tiernos. Las de mi trabajo  y las de Rotaract. Todas me han enseñado a ser una mejor persona. Me han permitido buscar la genuinidad y la valentía.

Me convertí en cazadora de conversaciones buscadas y no buscadas, en salones y comidas inesperadas, en carros por terrenos pedregosos hacia las comunidades, en cafés, en aviones, en mi carro… De muchas de ellas quise con todas mis ganas que no se terminarán. Algunas retaron mis convicciones, otras las reafirmaron. Y de todas siempre recibí optimismo en el camino de la vida.

Del 2016, también tengo batallas que aún no he peleado por miedo, batallas que las he peleado, las he perdido, y me he caído.

Desgraciadamente, también dejé promesas sin cumplir, cartas que no escribí y abrazos que no dí (por ejemplo, a mi mamá).rig6qmblt

Para este 2017, intento dejar atrás una maleta con mis desesperanzas, mis malos sentimientos, y mis ganas de “tirar la toalla”. Tengo como propósito permitirme llorar y reír, dar más abrazos, decir más te quieros, y hacer pequeños emprendimientos. Continuar soñando y ser menos dura conmigo misma. Lo demás vendrá por añadidura.

Y mientras tanto, sigo amando el chocolate, llevando un libro todos los días a donde quiera que voy como amuleto de una introvertida contra el bullicioso y social mundo, tratando de mantener mi fe cristiana, escribiendo esporádicamente reflexiones y dudas existenciales en mi libreta azul, seguir en búsqueda de los mejores tacos en Guatemala, cantando por la mañanas en mi carro, escribiendo largos mensajes en Whatsapp, y soñando algún día no volver a ver a ninguna persona mendigando en los semáforos.

“Worry does not empty tomorrow of its troubles. It empties today of its strength.” — Jade Mazarin

¡Hasta una próxima aventura en la vida de una introvertida!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s