Del vestido y zapatillas al pantalón y botas de campo

De zapatillas a botas

Mi primera conferencia sobre los cultivos biofortificados

Cuando estaba preparando las presentaciones PowerPoint para la primera reunión de la Plataforma BioFORT (y he de ser honesta, no tenía ni un 0.01% de lo que significaba un cultivo biofortificado para un país), tuve mi primer encuentro por correo electrónico con la coordinadora de HarvestPlus Latinoamérica y el Caribe (H+ LAC) para recibir feedback sobre dichas presentaciones. Read More

A propósito del cangrejo ermitaño…

“Eres lo que haces y lo que piensas.

Las dos cosas, y si no son compatibles, no eres creíble.”

– Walter Riso

Cuando vi aquella frase todo tomo sentido y la palabra coherencia con lo que soñaba y con lo que hacía me importo mucho más de lo que nunca había imaginado.

El momento llegó. Tuve que decidir entre quedarme trabajando para la entidad privada o buscar la respuesta a una pregunta que tuve cuando tenía 13 o 14 años: Por qué hay gente pobre en el mundo? Deje mi buen trabajo en la empresa y me fui a lo desconocido.

La Plataforma BioFORT es un sueño que buscar disminuir el 46.5% de desnutrición crónica y el 25% de anemia en niños menores a 5 años en Guatemala, según el Informe Preliminar de la Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil 2014/2015. Las cifras no nos dicen nada. Read More

Los cometas y los soles espléndidos de las Niñas Novias

En el 2014, caminando por los pasillos de la biblioteca universitaria descubrí un libro diferente, que presté en seguida y me dispuse a leerlo.

La historia y las descripciones eran totalmente distintas a las que he leído. Todo era nuevo, pero eso no impedía que pudiese sentir empatía con la historia. Incluso percibía el intenso calor y el polvo que se describía en el libro… la manera de explicar los lugares, los sucesos y las personas, hacía sentirme identificada.

Me embriagué con las palabras, el olor de la tinta negra se mezclaba con la oscuridad de la historia. Read More

SERENDIPIA DE LOS LIBROS

Camine por la calle, serpenteando automóviles y muchedumbres, y en mi mente, una lucha interna entre buscar o no la dirección que tenía en mi libreta de siempre. Únicamente tenía una tesis ya probada por muchos de los eventos e hipótesis que he tenido a lo largo de mi vida: si no lo hago ahora, no lo haré nunca.

En el trayecto, me encontré con muchas familias haciendo alfombras, y entonces el olor a corozo se esparcía por el aire. Algo que relajo mis pensamientos de duda. Por fin encontré la 5ta. calle, y seguí sobre ella. Luego, dos puertas abiertas de par en par, divisé a varias mujeres y algunos hombres, con las mesas haciendo valla a los visitantes (como yo). No puedo negar que me sentí como una intrusa por algunos momentos, pero aún así decidí que iba a observar todo a mí alrededor, y que iba a llenar de una u otra manera, mis sentidos. Read More

Lluvia de ideas y emociones en 54 horas

MIXLa niebla empezaba a caer, eran cerca de las 6:15 pm, y me disponía a encontrar el lugar que la dirección me decía. Después de caminar tres o cuatro cuadras encontré  un par de puertas abiertas con un banner que me indicaba que había llegado al lugar.

Entré y comenzó la aventura. En el lugar ya había algunos chicos y chicas a quienes les brillaban los ojos de alegría, la música sonaba, y había un grupo de nacionales y extranjeros recibiéndonos en la entrada. Anotaron mi nombre en un papel adhesivo y pegaron un círculo amarillo que me identificaba en el área de Negocios. Lo pegué cerca del corazón. Deje mi mochila de viajero en el lugar que me indicaron y me dispuse a conocer a algunas personas. Read More

LAS COFRADÍAS DEL NIÑO JESÚS

Cofradía del Niño de la Virgen María y Cofrafía del Niño de San José, Salamá, Guatemala. (Fotografía propia)

Cofradía del Niño de la Virgen María y Cofrafía del Niño de San José, Salamá, Guatemala. (Fotografía propia)

“El camino era de terracería, a medida que se entraba a la aldea de la Estancia las casas se iban haciendo más sencillas. Las aves de corral y los perros deambulaban por el pequeño callejón. Los niños jugueteaban en los patios de las casas, con lodo o con un viejo balón de fútbol. Esta fue la escena que encontré en mi búsqueda de información acerca de las cofradías en Salamá, Baja Verapaz. La llamé la “Salamá rural”. Alejada de la modernidad de la ciudad y la banalidad de los prejuicios.”

Nota: El vídeo que se encuentra al finalizar el texto fue grabado el 24 de diciembre de este año durante la presentación de las dos cofradías del Niño en la misa de vísperas de Navidad en la Iglesia de San Mateo Apóstol en Salamá. Al haberse encontrado las dos cofradías: la del Niño de la Virgen María y la del Niño de San José, realizaron “la cortesía”, una danza que muestra el respeto mutuo hacia los dos niños cuando estos se encuentran. Haber sido espectadora de dicho evento, fue verdaderamente un privilegio. El olor del incienso, el sonido de los caracoles, tambores, y la solemne devoción de las personas que acompañaban a las dos cofradías, en una fecha tan especial como  la Navidad, fue la manera de reafirmar convicciones personales y espirituales con mi gente. ¡Ojalá este texto trascienda fronteras y corazones, no por mí ni por mi escritura (que está muy lejos de serlo), sino por la mágica cultura que envuelve a mi gente y a mi país: Guatemala! Read More