Hálitos de Inspiración

Tiempo:

“Una cosa, hermanos queridos, no pueden ignorar: que un día es para el Señor como mil años, y mil años como un día. Y no es que el Señor se retrase en cumplir su promesa como algunos creen; simplemente tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie se pierda sino que todos se conviertan.” – 2 Pedro 3: 8-9

Vocación:

Nuestra vocación se despliega en tres aspectos íntimamente unidos. Primero, descubrir nuestra semilla. Lo individual.

Segundo, hacerla fructificar en relación al otro: lo universal. Vocación humana universal. Todos, desde su semilla, se despliegan hacia el otro, o de lo contrario no se despliegan.

Tercero, una segunda y fundante fase de la vocación humana universal: el destino final de todos los seres humanos. Lo infinito”  – Gabriel Zanotti; El Fundamento último de la Esperanza Humana.

Humanidad:

Es verdad que el mayor placer es la belleza, un paisaje hermoso, una música, un libro; pero también, y sobre todo, es bella cierta gente, tipos que conoces, historias que te cuentan. Es verdadero mi convencimiento de ser una más entre muchos; de pertenecer a esta modesta cosa que es lo humano. – Rosa Montero; Artículo “La Verdad”

“Truly, truly there is a potential in every human being – in the worst person who has done the worst thing – there is potential to be an angel.” –  Immaculée Ilibagiza; Genocide Survivor, Rwanda.

Corporeidad y Trascendencia:

“Conforme a estas cosas dice San Bernardo: Dos amores hay.

El uno es carnal y el otro, espiritual. De los cuales se cogen cuatro maneras de amar, que son amar la carne carnalmente y el espíritu carnalmente, la carne espiritualmente y el espíritu espiritualmente, y en estas cuatro maneras se hace un aprovechamiento y subimiento de las cosas más bajas a las más altas, porque Dios se hizo carne para que los hombres, que solo solían amar la carne carnalmente, aprovechasen hasta amar a Dios espiritualmente.

Hablando y conversando con los hombres, primero fue de ellos amado carnalmente (Mt 16,22), mas cuando por sus amigos quiso poner su ánima, ya amaban el espíritu, más aun carnalmente; donde San Pedro  respondió al Señor, que hablaba de su pasión: Apártese de ti, Señor, no venga sobre ti eso.

Pero como conociesen ser hecho por la misma pasión el misterio de la redención, en esta pasión amaban ya la carne espiritualmente; más resucitando Él y subiendo a los cielos, amaban el espíritu espiritualmente; y alegres cantan: si conocimos a Cristo según la carne, ya ahora no lo conocemos según ella.” – Francisco de Osuna; Tercer Abecedario Espiritual.

Vida:

Seek his will in all you do, and he will show you which path to take.” – Proverbs 3:6

“Pensad que las cosas maravillosas que podréis aprender en vuestras escuelas son el trabajo de muchas generaciones, que en todos los países de la tierra las lograron con mucho afán y mucha fatiga. Las ponemos en vuestras manos como herencia, para que las respetéis, desarrolléis, y fielmente las entreguéis a vuestros hijos. Así es cómo nosotros, los mortales nos hacemos inmortales, transmitiendo el trabajo hecho por todos.” – Albert Einstein; Mi Visión del Mundo.

“Live as if you were to die tomorrow… LEARN as if you were to live FOREVER…” – Mahatma Gandhi.

La Escritura como forma de Vivir

“Personalmente, no puedo vivir sin mi arte. Pero jamás he puesto ese arte por encima de cualquier cosa. Por el contrario, si me es necesario es porque no me separa de nadie, y me permite vivir, tal como soy, a la par de todos. A mi ver, el arte no es una diversión solitaria. Es un medio de emocionar al mayor número de hombres, ofreciéndoles una imagen privilegiada de dolores y alegrías comunes. Obliga, pues, al artista a no aislarse; le somete a la verdad, a la más humilde y más universal. Y aquellos que muchas veces han elegido su destino de artistas porque se sentían distintos, aprenden pronto que no podrán nutrir su arte ni su diferencia más que confesando su semejanza con todos. 

El artista se forja en ese perpetuo ir y venir de sí mismo hacia los demás, equidistante entre la belleza, sin la cual no puede vivir, y la comunidad, de la cual no puede desprenderse. Por eso, los verdaderos artistas no desdeñan nada; se obligan a comprender en vez de juzgar. Y si han de tomar partido en este mundo, sólo puede ser por una sociedad en la que, según la gran frase de Nietzsche, no ha de reinar el juez sino el creador, sea trabajador o intelectual.” – Albert Camus; Discurso de Aceptación del Premio Nobel de Literatura: Estocolmo (10 de Diciembre de 1957).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s