Desmarañada humanidad

Hace algunas semanas, algunas de mis amistades me habían hablado de un nuevo café con cierta influencia asiática y de producción de grano guatemalteco. No había podido ir porque no había encontrado el momento… o como el misticismo o mi yo soñador, quiere creer… no hubiese disfrutado tanto ese pequeño momento…

Sin embargo, después de hacer ciertas diligencias y algunos reencuentros para nada planeados, decidí que sería bueno trabajar en dicho café. El espacio es bastante amplio, un poco rústico para mi gusto, pero interesante para pasar un buen tiempo de productividad. Read More

La resiliencia es como una mariposa

Y por todas las ocasiones que he querido ¨tirar la toalla¨…

Por todos esos momentos en los que he llorado porque todo va en contra…

Y por esos momentos en los que he tenido ganas de salir corriendo…

Por esos momentos en los que he pensado que nada se puede cambiar…

Y por todos esos momentos en los que me he defraudado a mí misma…

Por esos momentos en los que he sentido que no tengo la capacidad de seguir adelante…

Y por todos esos momentos en los que he defraudado a tanta gente…

Llegan estos momentos…

Como pequeñas mariposas a posarse en las florecillas que reciben el rocío de la mañana y sufren el inclemente sol del medio día…

A llenar el alma, diciéndote que aún eres capaz de continuar…

Que debes sacudirte las cenizas y resurgir de ellas…

Por todos estos pequeños momentos que me han ocasionado las lágrimas, la felicidad más auténtica, y el agradecimiento más profundo con la vida por tener ¨el trabajo de mis sueños¨…

¿A qué momentos me refiero? a estar parada frente a la señora y el niño que aunque tímido, nos ha dicho ¨gracias por la bolsa de maíz¨…

Doña Lucilda con su hijo Andrés en Santa Catarina Mita, Jutiapa.
Ella junto a muchas familias más recibieron semilla biofortificada de maíz para sembrarla y con ello contribuir a una mejor alimentación con mayores cantidades de proteína absorbida a través de granos de maíz más nutritivos.

 

Read More

Un respiro al corazón

“Quiero la vida como es, no como puede ser”

–  Fun Key One, Ishto Juevez (cantante guatemalteco).

 

Cuando llegué al viernes 30 de abril, tuve el difuso pensamiento de “los primeros cuatro meses de 2017 se han terminado”,  ¿Qué aprendiste?, ¿De qué te arrepientes?, ¿Cuáles fueron tus fracasos?, ¿De qué sientes orgullo de ti misma?, ¿puedes decir que fuiste feliz?, ¿Qué cambiarías?, ¿De qué te deshacerías?, ¿Qué abandonarías?, ¿Cuál es tu meta principal para los siguientes meses?

Es retador hacer la retrospectiva de ti misma durante un cierto tiempo. Sabrás que hay cosas de las que te arrepientes, y cosas de las que dices: Que bueno que las viví. En mi caso, y por recomendación de mi coach, hacer la retrospectiva de mi misma durante los cuatro meses que han terminado fue darme cuenta que viví más de lo planee. Me permití tener experiencias distintas a las que mi personalidad se hubiese estado de acuerdo.

Sin duda alguna, he crecido, para bien y para mal.  La retrospectiva ha atizado las lumbres que creía ya apagadas, y me ha hecho tomar conciencia de mis metas, de mi propia existencia, y de mi vocación.

***

Salí de mi zona de confort… de mi timidez… de mi introversión. Siempre había pensado que sentirme agotada cuando estaba con muchas personas que no conocía era una forma de ser antisocial. Y por mucho tiempo, me obligaba a no ser “esa antisocial o la aguafiestas”.  Hasta que un día haciendo nada en redes sociales, encontré un artículo que casi tenía mi nombre escrito. Decidí investigar más acerca de los introvertidos.

A raíz de esto, empecé a leer un libro genial, “El Poder de los Introvertidos” de Susan Cain (el link es de una TED Talk que también dictó Susan).  El libro es de esos mentores silenciosos que me está permitiendo redescubrir el verdadero sonido de mi alma, quizás una parte de mi que había negado. Estoy descubriendo las bondades y las maldiciones de ser una introvertida.

Read More

2016: Un Año salpicado de Valentía

“¿Agricultura? Agricultura es para hombres, y además es para estar metida en el lodo, en el estiércol, y debajo del sol.” — Yo hace casi 12 meses.

Y terminé cumpliendo uno de mis sueños más grandes gracias a ella. Después de 11 meses, 22 días exactamente, una de las grandes metas de mi inexperta vida tiene un check parcial. Mi lista de sueños de niñez ha empezado a cumplirse. Sin embargo, no ha sido el ponerle dicho check a esa lista, ha sido el recuento de las vivencias buenas y no tan buenas para llegar hasta allí.

editsimg_9928

El camino de la agricultura en mi experiencia profesional y laboral ha cambiado grandemente la manera en la que veo la vida. Read More